Acuario Rodadero

Por: Jorge Agudelo Moreno.

Qué maravilla es pasar una mañana o una tarde en el Acuario El Rodadero, no solo por lo que se aprende de las extraordinarias especies que tiene el mar, sino por lo divertido, lo apasionante y mágico que posee este otro ícono de Santa Marta. El Acuario y Museo del Mar El Rodadero abrió sus puertas desde el año de 1965, por iniciativa de uno los personajes más reconocidos de Santa Marta, Francisco Ospina Navia, “El Capi”, también conocido por su aporte a la conservación de diferentes vestigios arqueológicos Tayronas y por ser uno de los creadores de la Fiesta del Mar de Santa Marta. El Acuario hace gala de haber sido el primer acuario público construido en Suramérica, y lamentablemente hoy, por el confinamiento, está atravesando por una situación económica difícil, tanto, que se ha lanzado un S.O.S para salvar su mantenimiento y la conservación de todas sus especies.

Porque eso sí, hay que advertirlo, de seguro muchos de estos visitantes vienen con el gran interés de conocer la vida marina que se regodea a placer bajo esas fabulosas aguas que tal vez hace poco hicieron la delicia de los bañistas. De seguro muchos no lograron apreciar en totalidad toda esta riqueza de la biota marina de Santa Marta, bien sea por los costos de inmersión o porque muchas de las especies, sinceramente, son muy escurridizas al ojo humano. Por tanto, el Acuario es la oportunidad imperdible para ver de cerca a muchas de estas especies y para sorprenderse con otras, sobre las que no recaía sospecha alguna.

Y no es para menos, el Acuario cuenta en su acervo con más de 1000 ejemplares de 100 especies marinas, de las que se puede decir que casi el 100 % de los involucrados en esta maravillosa colección natural son residentes permanentes del entorno marino samario. Entre las mencionadas especies se cuentan tiburones, delfines, tortugas, peces, aves marinas, etc., y un gran número de invertebrados.

También te contamos que el Acuario cuenta con un museo marino que dispone con diferentes especímenes disecados, equipamiento náutico, tanto antiguo como moderno, y una mágica colección de objetos prehispánicos pertenecientes a los legendarios Tayronas.
El Acuario de Santa Marta hoy cumple con el confinamiento social en prevención al coronavirus, razón por la que ha dejado de recibir ingresos económicos por falta de visitantes y la situación se ve reflejada en la escasez de alimentos para los delfines y demás animales marinos que se encuentran en este sitio. Es por eso que por estos días han recibido donaciones para el sostenimiento de todas las especies e hicieron un llamado de auxilio a toda la población que pueda ayudarlos. Hoy se ha lanzado un S.O.S por El Acuario El Rodadero y desde crónica500.com expresamos nuestra solidaridad y clamamos por la ayuda necesaria y suficiente para que mantengamos su conservación y su total mantenimiento.

Desde hace una semana, el Acuario de Santa Marta junto a las entidades ambientales en la ciudad, adelantan un proyecto de mar abierto con los delfines, para ser liberados y así completar el proceso de adaptación. “La actividad de a mar abierto nace de un viaje que realizamos al acuario de Curazao, en donde vimos una actividad similar, lo mismo que años atrás en Isla del Rosario. Esa experiencia quisimos aplicarla en Santa Marta, buscando un espacio de esparcimiento, bienestar e interacción de los delfines con el medio natural”, manifestó Kattya Sanguino, gerente del Acuario El Rodadero. Por su parte, el veterinario Carlos Zuluaga, indicó que “los delfines son muy sociables y forman sociedades muy complejas que requieren interacción con otras especies. Este proceso ha sido enriquecedor porque cada día aprenden nuevas cosas como evadir obstáculos. En la actualidad toda la manada realiza la actividad en la Bahía Inca. Aunque es un grupo complejo de manejar a los delfines que tienen diferentes edades y personalidades, han realizado bien el proceso”.

Cabe señalar que, el Acuario El Rodadero, es el único centro de atención y rehabilitación de animales marinos del país. Allí se cuidan a más de 1.000 animales de 100 especies diferentes, entre los que se encuentran los delfines y las tortugas. Aunque el Acuario cuenta con más de 50 empleados, en esta época de confinamiento por el covid 19, está trabajando solo con alrededor de 20 personas, entre sus entrenadores, veterinarios, acuarelistas, técnicos y personal de mantenimiento, quienes son los encargados del cuidado de los animales. Por eso, ante esta necesidad de conservarlo, te pedimos tu apoyo solidario para el acuario…